Una Parada en el Camino

Copyright © 2020 Tomás Morales Duran. Todos los Derechos Reservados

Desde la primavera de 2016 en la que comencé a documentar lo que terminó siendo la mayor aventura que puede vivir un ser humano, has sido espectador privilegiado de nada menos que 786 experiencias de primera mano que, una vez verbalizadas, las subí a esta plataforma para compartírtelas.

Cuando llegó el momento que el sitio quedó pequeño tuve que ir migrándolo sucesivamente hasta ahora que, por fin, ya está completo y organizado de forma lógica, porque el tamaño sí importa.

Otro de los inconvenientes de su dimensión me llevó a publicarlo en libros. Habrás visto que hay intervalos de tiempo en los que no publico nuevo material y es, precisamente, porque estoy componiendo los libros. Nada menos que 33 desde junio de 2019. Año y medio de publicar tanto en español como en inglés. Aunque lo importante, por supuesto, es seguir bajando información, que es lo que nutre todo este nuevo Dhamma actualizado a hoy.

Llegando a fin de 2020 es hora de compartirte los proyectos que tengo en marcha para que veas que, aunque no esté publicando nuevas experiencias, no dejo de estar trabajando pensando en ti.

Así, como quien no quiere la cosa, me he puesto a traducir, de forma correcta, la palabra del Buddha. No es porque tenga un especial interés, sino para demostrarte que lo que decía no solo es coherente y tiene sentido, sino que es totalmente congruente con mi propia experiencia. Y es que, en realidad, la realidad es una. Y así, apoyado por dos amigos correctores que tienen la inmensa paciencia de revisar todos y cada uno de los signos de puntuación, en un mes he publicado el Digha Nikaya, la Colección de Discursos Largos del Buddha, 767 páginas en un solo tomo, y el Majjhima Nikaya, la Colección de Discursos Medianos del Buddha en 1.303 páginas que se llevó dos tomos. Ahora estoy corrigiendo la mejor de todas las colecciones, el Saṁyutta Nikaya, la Colección de Discursos Relacionados. No solo es la mejor por el contenido sino porque está organizado lógicamente por temas. Eso es algo de lo que mis entradas carecen porque he respetado escrupulosamente el orden cronológico en las que aparecieron, como debe documentarse cualquier experiencia.

La situación a fecha de hoy, 25 de diciembre es que estoy en el proceso de traducir el Saṁyutta Nikaya e, inmediatamente después, el Anguttara Nikaya. No espero que me lleve mucho tiempo. El problema de su exagerada extensión es que los hace demasiado grandes para compartírtelos por aquí. Es por lo que te los he dejado a tu disposición en Amazon en papel desde EEUU, España, Alemania, Reino Unido, Francia, Japón, Brasil e Italia. Y en formato e-book en muchos más sitios de Amazon.

En la redacción he recuperado los diálogos que originalmente constituían su forma literaria y ahora es un placer leerlos como de una novela se tratara. Son dinámicos, accesibles, entendibles y agradables de leer y no te quedarás con la sensación de no haber entendido nada cada vez que cierras el libro.

¿Cuántas veces te he dicho que un buen libro es el que arde bien? Escribo para ti porque aún no te ha dado por ver la realidad por ti mismo, que es a lo que siempre te invito. Lo que he estado haciendo es asomarme a la valla y bajar a contarte lo que veo. Pero lo suyo es que vayas tú y lo veas. Por eso estoy, como habrás visto en las últimas entradas, elaborando un «Cuaderno de Prácticas» minuciosamente para hacértelo accesible y divertido y no tengas excusa para no intentarlo.

Si esto no fuera suficiente, estoy haciendo la obra más interesante de todas y la que más tiempo me está llevando, la «Biografía Autorizada del Buddha», la primera vez que se escribe la historia real de un personaje excepcional del que no conocemos su nombre. Es posible que, para hacerlo, termine traduciendo también el Vinaya porque contiene todo lo necesario para reconstruir su aventura con ese montón de gamberros que constituían su Sangha. Ya te compartí el principio de ella.

Como la temporalidad es una pesadilla en India, la idea es hacer un paseo virtual por todas las localizaciones que el Buddha pisó incluyendo las anécdotas contenidas en el Vinaya y los discursos en los Nikayas. Ahí te darás cuenta que hacer la primera traducción al castellano de la palabra de Buddha también es necesaria como apoyo a la Biografía. He montado un plano gigantesco de India donde trataré de localizar los lugares mencionados en los textos, labor nada fácil, porque de la época de Buddha no queda nada que un arqueólogo pueda llevarse al morral. El barro, las cañas o el excremento de vaca no son materiales destinados a la inmortalidad, precisamente.

En fin. Hay más días que longanizas, asi que te agradezco que sigas por aquí recibiendo de primera mano toda esta documentación.

Tengo la vaga idea de crear un videoblog en YouTube contando todas estas cosas. Tengo todo para hacerlo, pero… será por mi chocante timidez o algo así. También por ella no verás cosas de mi propia biografía aunque sé que a muchos os interesa.

Aquí te dejo los links a la página de Libros de Verdad, la editorial que comparto con mi hermano del alma y gran escritor español, Víctor Chamorro donde tienes referencia de todas las obras:

http://librosdeverdad.com

Y mi página de autor de Amazon:

https://amazon.com/author/morales

Desde donde podrás acceder a cualquiera de mis obras. Te recomiendo que elijas primero el país sede de Amazon para no tener problemas en el envío y en el precio de los portes.

Más adelante, si esta vorágine literaria se calma, haré mi propia tienda virtual de libros. Pero, a saber. Ya ves…

Pasaremos de un año extraño a otro que será determinante.

Nada ahí fuera será satisfactorio. Es hora de pensar en ir cerrando la estadía en el Samsara y, ver la forma de salir de aquí.

Para eso me tienes.

Aprovecha.

No te imaginas el kamma sano que has ganado durante siglos y estás quemando para poder leer esto.

Aprovecha.

Compártelo con alguien que realmente se lo merezca.

Tomás Morales

#diálogo #lectores #nota

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo