top of page

Sobre lo que no podemos pensar



Copyright © 2023 Tomás Morales y Duran. Todos los Derechos Reservados


Quizás sea la influencia del positivismo la que ha arrancado los ojos a los humanos arrojándolos a los pies de una ciencia incapaz de responder pobremente nada que esté más allá de un qué y un cómo, pero nunca ni un por qué y menos aún, un para qué. Para los positivistas solo lo que se puede hablar (y por ende, pensar) importa. Como ahí no se encuentran las respuestas, andan ciegos, perdidos, mostrando los ojos arrancados en las manos diciendo que lo que esos ojos ven, es lo que hay.

Lo que en realidad importa en la vida humana es precisamente aquello sobre lo que no podemos pensar (y por ende, hablar). Lo que los ojos no ven.

El individuo lo más que se puede llegar es al límite del mundo, que es el límite de lo que puede pensar, el límite de su lenguaje. La explicación del sentido del mundo debe quedar fuera del mundo. Sólo podríamos decir cosas sobre el mundo como un todo si pudiésemos salir fuera del mundo, es decir, si dejase de ser para nosotros el mundo.

Y para que deje de ser para nosotros el mundo, debemos pasar a un mundo mucho más vasto, ya desprovistos de lenguaje, sin poder pensar sobre ello, siendo incapaces de expresarlo.

Hay vigas que traspasan el mundo y pertenecen a la estructura de todos los mundos que solo se pueden apreciar cuando se está fuera de todos los mundos aunque, también, en las cosas más simples y cotidianas. Se pueden apreciar pero no ver.

La ética es una de ellas. Traspasa todo el mundo al ser una condición de él. Quizás sea por esto que los humanos no logren comprenderla y la confundan con la moral.

En cualquier caso, actuar en armonía con la ética, es actuar en armonía con los mundos y la armonía con los mundos no trasfiere disonancias, está libre de sufrimiento.

Por el contrario, la moralidad (de latín moralitas «modo, costumbre») es un conjunto de estándares o principios derivados de un código de conducta colectiva en una cultura particular. Son las reglas de comportamiento que un rebaño de ovejas ciegas han desarrollado por costumbre y que solo trata de distinguir las que se mantienen en él y las que no, mientras todas van (vais) camino del matadero.

41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page