Paranormal


Copyright © 2022 Tomás Morales y Duran. Todos los Derechos Reservados

¿Y qué más formas hay para liberarse?

La vía más espectacular es usando las abhiññās, o habilidades paranormales.

Cuando las cuatro bases de las habilidades paranormales se han desarrollado y entrenado, se ejercen los muchos tipos de las habilidades paranormales: multiplicarse y volver a ser uno, aparecer y desaparecer, atravesar sin obstáculos un muro, una muralla o una montaña como si se atravesara el espacio, zambullirse dentro y fuera de la tierra como si fuera agua, caminar sobre el agua como si fuera tierra, volando con las piernas cruzadas por el cielo como un pájaro, tocar y acariciar con la mano el sol y la luna, tan fuertes y poderosos, controlando el cuerpo hasta el reino de Brahmā.

Cuando las cuatro bases de las habilidades paranormales se han desarrollado y cultivado, se escuchan ambos tipos de sonidos, humanos y divinos, ya sean cercanos o lejanos.

Cuando las cuatro bases de las habilidades paranormales se han desarrollado y entrenado, se comprenden las mentes de otros seres e individuos, habiéndolas comprendido con la propia mente. Se entiende la mente con codicia como “mente con codicia” y la mente sin codicia como “mente sin codicia”. Se entiende la mente con odio... mente sin odio... mente con engaño... mente sin engaño... mente constreñida... mente dispersa... mente expansiva... mente no expansiva... mente que no es suprema... mente que es suprema... conciencia inmersa en contemplación... conciencia no inmersa en contemplación... conciencia liberada... Se entiende la conciencia no liberada como “conciencia no liberada”.

Sin embargo, son la siguientes tres habilidades paranormales las realmente útiles para la liberación. La primera, recordar las vidas pasadas:

Cuando las cuatro bases de las habilidades paranormales se han desarrollado y entrenado, se recuerdan muchos tipos de vidas pasadas. Es decir: Una, dos, tres, cuatro, cinco, diez, veinte, treinta, cuarenta, cincuenta, cien, mil, cien mil renacimientos, muchos eones del mundo contrayéndose, muchos eones del mundo expandiéndose, muchos eones del mundo contrayéndose y expandiéndose. Se recuerda: “Allí, me llamaron así, mi clan era aquel, me veía así, y esa era mi comida. Así fue como sentí placer y dolor, y así fue como terminó mi vida. Cuando fallecí de ese lugar, renací en otro lugar. Allí también me llamaron así, mi clan era aquel, me veía así y esa era mi comida. Así fue como sentí placer y dolor, y así fue como terminó mi vida. Cuando fallecí de ese lugar renací aquí”. Con esta habilidad se ubica uno en su propia historia en el Samsara y toma conciencia de su situación.

La segunda es la clarividencia:

Cuando las cuatro bases de las habilidades paranormales se han desarrollado y entrenado, con una clarividencia purificada y sobrehumana, se ven a los seres morir y renacer, despreciables y excelentes, hermosos y feos, en un buen o mal lugar. Se entiende cómo los seres renacen de acuerdo con sus actos. “Estos seres hicieron cosas malas a través del cuerpo, el habla y el intelecto. Hablaban mal de los nobles, tenían una creencia errónea, y optaron por actuar con esa creencia errónea. Al romperse su cuerpo, después de la muerte, renacen en un lugar de desgracia, un mal lugar, el inframundo, el infierno. Sin embargo, estos seres hicieron cosas buenas a través del cuerpo, el habla y el intelecto. Nunca hablaron mal de los nobles, tenían la creencia correcta, y optaron por actuar desde esa creencia correcta. Cuando sus cuerpos se rompen, después de la muerte, renacen en un buen lugar, un reino celestial”.

Y así, con una clarividencia purificada y sobrehumana, se ve a los seres morir y renacer, despreciables y excelentes, hermosos y feos, en un buen o mal lugar. Se entiende cómo los seres renacen de acuerdo con sus actos.

Con esta habilidad ve como funciona todo Samsara y toma conciencia de la situación general.

Y la tercera es darse cuenta de la propia liberación:

Cuando las cuatro bases de las habilidades paranormales se han desarrollado y entrenado, uno se da cuenta de la liberación de la conciencia a través de la episteme en esta misma vida. Y se permanece habiéndolo experimentado por uno mismo debido al fin de las tendencias subyacentes en la conciencia.

Con esta habilidad uno entiende que se liberó del Samsara.

126 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo