top of page

Menú a la Carta

MENU a la CARTA Ésta es una relación no completa de efectos experimentados por la práctica de la concentración correcta. El orden expuesto es secuencial en base a mi propia experiencia. Esto no significa que haya que lograr todo lo anterior para alcanzar una determinada habilidad. La finalidad es dar a conocer las diferentes fases de la práctica lo que es insólito en el ámbito de las sectas y los efectos comprobables por terceros. Todos los efectos que no pueden ser corroborados externamente, como los estados de conciencia de Nibbana y su fruición, a pesar de ser lo más impresionante que se puede llegar a experimentar, no aparece en esta lista. La idea es ir enseñando las diferentes prácticas, que están señaladas por números romanos, a aquellas personas que quieran investigar en el camino del Buddha Solitario. Un viaje mágico y maravilloso.

  1. Fase Previa

Generación de neurotransmisores. La capacidad de generar y consumir hasta 11 de los neurotransmisores a voluntad, en tiempos mínimos y cantidades máximas es la posibilidad de controlar a voluntad todas las emociones, de forma que se deja de ser esclavo de ellas y empiezan a trabajar para uno mismo

  1. Dimetiltriptamina

Él es principio activo de la Ayahuasca y es generada en pequeñas cantidades por el cerebro. Su efecto son fractales de colores que llegan a ser muy vívidos y complejos. El fractal del ojo indica un nivel de concentración máximo.

  1. Dopamina

La dopamina es la substancia química que media el placer en el cerebro. Su secreción se da durante situaciones agradables y le estimula a uno a buscar aquella actividad u ocupación agradable. a dopamina es el placer. La cocaína y las anfetaminas inhiben la re-absorción de la dopamina. La cocaína compite con la dopamina por asociarse con el transportador de dopamina de este modo, inhibiendo su absorción, llevando a un aumento de la concentración de la dopamina. Las anfetaminas aumentan la concentración de dopamina en la separación sináptica, pero por un mecanismo diverso. Las anfetaminas son similares en estructura a la dopamina, y así pueden entrar en la neurona pre-sináptica a través de los transportadores de la dopamina. De esta  manera, las anfetaminas entran y fuerzan a las moléculas de la dopamina fuera de sus vesículas del almacenamiento. El resultado es el aumento de la presencia de la dopamina en éstos que llevan al placer y a la adicción creciente. La dopamina contribuye a la atención y la concentración. La vista desencadena una secreción de la dopamina ayudan a la concentración y a la atención. Puede que la dopamina juegue un papel importante determinando aquello que se retiene en la memoria a corto plazo.  Se cree que las concentraciones Reducidas de la dopamina en la corteza prefrontal, pueden contribuir al Trastorno de Déficit de Atención (TDA).

  1. Serotonina

Es la felicidad. La Serotonina interviene en la inhibición del enfado, en la inhibición de la agresión, en la regulación del humor, la regulación del sueño, en el equilibrio del deseo sexual, y del apetito mediante la saciedad, y, además, aumenta la autoestima y el bienestar. El déficit de Serotonina está relacionado directamente con la depresión. Algunos antidepresivos se ocupan fundamentalmente de regular los niveles de Serotonina. El famoso Prozac es uno de ellos. Los hombres producen un 50% más de Serotonina que las mujeres, por lo que estas son más sensibles a los cambios en los niveles de Serotonina en sangre. Diversos estudios relacionan la Depresión Postparto y el Síndrome Premenstrual con niveles bajos de Serotonina. Los bajos niveles de Serotonina en personas con Fibromialgia podrían explicar en parte el porqué de los dolores musculares, el estado depresivo y las alteraciones del sueño que se dan en estas pacientes. Para sintetizar Serotonina necesitamos del aminoácido Triptófano y de la Vitamina B6. Nuestro organismo no puede fabricar Triptófano por lo que este debe ser administrado en la dieta o como complemento alimenticio. El pescado, el pollo, la leche, la soja o las nueces de Capomo son las fuentes naturales de este aminoácido esencial.

  1. Anandamida

Este endocannabinoide tiene un efecto similar al del Tetrahidrocannabinol (THC) presente en la marihuana y el efecto es similar: risa incontenible, alegría franca sin causa aparente. Se usa de forma recreativa. La anandamida juega un papel en la regulación de la conducta alimentaria, y la generación de los nervios de la motivación y el placer. Además, la anandamida inyecta directamente en el cerebro anterior estructura del cerebro relacionadas con la recompensa núcleo accumbens mejora las respuestas placenteras a un gusto sacarosa gratificante, y mejora el consumo de alimentos también. Por otra parte, los efectos beneficiosos agudos del ejercicio (denominado como euforia del corredor) parece estar mediada por la anandamida. La anandamida es el precursor de una clase de sustancias fisiológicamente activas, los prostamidas. Asimismo, inhibe la proliferación de células de cáncer de mama humano.

  1. Epinefrina

La epinefrina es un simpaticomimético que activa los receptores adrenérgicos α y β. Tanto la epinefrina (adrenalina) como la norepinefrina (noradrenalina) se segregan en la médula suprarrenal en respuesta al ejercicio o las situaciones de tensión emocional. La activación de los receptores α eleva la presión arterial y provoca vasoconstricción periférica, mientras que la activación de los receptores β provoca broncodilatación y aumenta el anatropismo cardíaco.

  1. Encefalinas

Son opiáceos con efectos similares a los de la heroína. Inducen el éxtasis jhānico, en el que se puede permanecer hasta quince minutos.

  1. Oxitocina

Este neurotransmisor es también una hormona. Al segregarse induce el enamoramiento pasional dirigido hacia las feromonas de la persona amada. Este olor fija a la pareja. También es usado durante el parto. El feto induce la segregación de grandes cantidades de oxitocina en las paredes del útero de forma que cuando después del parto colocan al neonato en su regazo, su olor fija para toda la vida al hijo a la madre. Asimismo, estando muy cargado de oxitocina, de forma subconsciente se provoca en las personas del sexo opuesto una atracción ciega. Al igual que la felicidad, el amor tampoco puede inyectarse. Las ventajas de dominar la oxitocina son evidentes: te enamoras de la persona que quieras no la que tu sistema hormonal determine. Y además con una intensidad muy fuerte.

  1. GABA

Tiene el mismo efecto narcótico que la nicotina en grandes dosis, que puede inducir incluso un estado alterado de conciencia llamado “la pequeña muerte”.

  1. Prolactina

Es un producto de metabolización de la dopamina. Induce el estado refractario, el mismo que se produce justo después de un orgasmo. De esta forma se puede disminuir o anular la libido a voluntad.

  1. Endorfina.

Este endoopiáceo es un producto de metabolización de la anandamida. Su efecto es relajante e induce el sueño. Efecto similar al opio. La combinación de dos, tres o cinco de estos neurotransmisores abre la puerta a una gran diversidad de Estados Alterados de Conciencia, con propiedades específicas y duración variable, siendo el más útil de todos y el que más se prolonga en el tiempo, los cuatro de Jhānas.

  1. Melatonina.

Este neurotransmisor es producido por la glándula pineal, la cual está localizada en el centro del cerebro, en la superficie dorsal del diencéfalo. La melatonina forma parte del sistema de señales que regulan el ciclo circadiano. La melatonina induce al sueño. Un sueño de calidad.

  1. Primera Jhana

  1. Supresión de los pensamientos reactivos.

Los pensamientos reactivos son esos pensamientos que se piensan solos. Son incontrolables. Aparecen y desaparecen y dejan rastros de apego, aversión y sufrimiento. Son los virus de la mente. Con la primera jhāna, éstos desaparecen. Son suprimidos. Sólo piensas si quieres pensar. Entre tanto, tu mente permanece en absoluto silencio.

  1. Supresión del apego

Al desaparecer los pensamientos reactivos, desaparecen aquellos que ofrecen cosas agradables. De esta forma estás apegándote prácticamente a cualquier cosa, tanto real como irreal.

  1. Supresión de la aversión

De igual forma, los pensamientos reactivos, que surgen a consecuencia de un estímulo externo o de otros pensamientos e una concatenación sin principio ni fin, dejan amargos regustos de las aversiones que ellos mismos provocan sin que nadie les pida aparecer. La primera Jhāna los suprime igualmente.

  1. Supresión del sufrimiento

De esta forma, sin pensamientos que se apegan constantemente y pensamientos que rechazan de igual forma, el sufrimiento parece desaparecer. Realmente se suprime, mientras se mantenga la práctica regular.

  1. Desaparición del pasado.

No hay pensamientos que te estén llevando al pasado, haciéndote ver el tiempo que ha transcurrido, los cambios que han pasado, comparando para ver si hay diferencias positivas apegándote, si las hay negativas, rechazando. Si no piensas en el pasado, éste no existe.

  1. Desaparición de futuro

De igual forma, no se está recreando el futuro, ideando como va a ser, planeando como se va actuar, pensamientos de lo que hay que hacer, o de lo que se puede hacer. Como el futuro nunca es cómo podemos planificar, no nos decepcionaremos con él. Ya que, si no piensas en el futuro, el futuro no existe.

  1. Viviendo aquí y ahora

Esto que parece muy manido en este estadio se hace completamente cierto, No hay otro lugar que aquí ni momento que ahora. Simplemente porque los pensamientos sobre pasado y futuro no se dan.  No existe más tiempo que el presente y lugar que aquí.

  1. Supresión del aburrimiento

Un efecto de esto y no menos interesante es que el aburrimiento desparece. Da igual el número de horas que debas esperar en un aeropuerto, o en una larga noche. Es igual. Siempre es aquí y ahora, Hagas lo que hagas no hay nada que comparar. Es un continuo ahora. Así el tiempo no transcurre. Y cuando, acaba la espera ni siquiera recuerdas cuanto tiempo transcurrió, ni te importa.

  1. Asistente personal

En este momento empieza aparecer y hacerse visible un proceso automático que llamaré asistente personal. Es el encargado de citas, de recordatorios. Y funciona. Siempre que no quieras olvidar, el asistente no olvida. El asistente es aquel que te despierta unos minutos antes de que el despertador suene cuando vas a ir de viaje. Estar obsesionado pensando en una cita no implica que llegado el momento no estés despistado y la pierdas. Es el asistente personal y no los pensamientos reactivos quien te organiza la agenda y te avisa en caso de emergencia. Esto es importante cuando comiences a monitorizarlo todo.

  1. Disipación de las Obsesiones

Las obsesiones son pensamientos reactivos muy recurrentes, patológicos y que dejan un rastro de sufrimiento importante. Al suprimir los pensamientos parásitos, las obsesiones se eliminan radicalmente.

  1. Disolución de Compulsiones

Así, de esta forma, al no darse la obsesión, las compulsiones no aparecen. De esta forma, el comportamiento se hace normal.

  1. Anulación del Síndrome de Abstinencia por Psicofármacos

Afrontar un síndrome abstinencia de algo tan adictivo como son los benzodiacepinas resulta realmente sencillo. Las ideaciones sobre la angustia del síndrome no existen, y cuando llega, usando serotonina en cantidad suficiente se supera el episodio sin problema. Y como ya no existen obsesiones ni nada que recuerde los benzodiacepinas, la dependencia psicológica no puede surgir. III. Mettā-Mudita

  1. Higiene mental

El ejercicio de Mettā, amor incondicional, dirigido específicamente sobre los enemigos, tiene la capacidad de ir más allá del perdón: sirve para poder afrontar el recuerdo de personas que te han hecho daño de forma que conviertes la aversión en amor. Así, en poco tiempo, recordar a estas personas en lugar de ser una fuente de sufrimiento es una fuente de felicidad, porque el amor incondicional genera serotonina.

  1. Dar y Robar felicidad

El ejercicio combinado de Mettā y Mudita genera una cantidad increíble de serotonina. Un ejemplo es ir por la calle, cruzarte con una persona que pasa y transmitirle todo el amor. Eso genera felicidad, La persona que te ve, te sonríe, y absorbes esa felicidad que se retroalimenta. Te hace el tipo más popular del barrio.

  1. Sonrisa continua

La sonrisa puede durar varios meses. No puedes dejar de sonreír. Pase lo que pase. Te sientes genial aunque al tiempo empiezas a considerar si te vas a quedar así para siempre. Si te comparas con Matthieu Ricard, en cuanto a felicidad, llevas todas las de ganar.

  1. Compasión

  1. Una mala experiencia

Experimentar Karuna, compasión, en este estado es una experiencia muy desagradable que no recomiendo. Al pasar junto a una persona que sufre atraes hacia ti esa sensación y lo pasas muy mal. La forma de aliviar esa experiencia es tratar de paliar de cualquier forma la situación del otro. Pero no lo haces por el otro, sino por la aversión a una fuente externa de sufrimiento. V.Base cero

  1. No pensar

Mediante este ejercicio que consiste en reprimir el pensamiento deliberado, suprimes el pensamiento que queda al haber suprimido ya el reactivo o parásito. De esta forma, puedes desactivar el área de Broca durante horas, y quedarte así sin ninguna “voz” interior.

  1. Desconceptualización

Este ejercicio provoca interferencias en el proceso de conceptualización sensorial, asi se puede experimentar como es en realidad la visión y la audición. Respecto a la visión, solo se ven impresiones de color en bruto, cuatro por segundo entre espacios en negro. Oir palabras es oir ondas de sonido sin sentido, ni siquiera suena a un idioma desconocido, son ruidos sin sentido. Esta experiencia provoca terror, al hacerse la primera vez y sin advertencia previa. Al repetirlo, es una experiencia muy rica que sirve para analizar cómo es la percepción realmente. Como desde impresiones a intervalos de color, se interpolan imágenes generadas por la conciencia que siguen una lógica. Como se alternan los cuadros temporalmente y posteriormente, sobre la base de una película continua se detectan contrastes de color y se dibujan formas y esas son las que se llevan a casar en la base de datos de experiencias dando con una probable. Al ver la etiqueta, concluimos: hemos visto una taza de café.

  1. Observar el mundo con ojos nuevos

El ejercicio de no conceptualización te lleva a observar el mundo tal como lo haría un recién nacido. Todo es especial, todo es nuevo, hasta lo más pequeño tiene un rango experimental inmenso. Puedes quedarte a observar una piedrecilla durante varios minutos viendo paso a paso cosas totalmente diferentes variando solo la luz o la posición. No es “una piedra” con lo que pararíamos la percepción, es algo que no etiquetamos, por lo que puede ser examinado ilimitadamente. Vi. Segunda Jhāna

  1. Dormir 3 horas

Éste es el efecto más visible que se da en meditadores experimentados. Se duermen tres horas de reloj independientemente de la hora en la que uno se acueste. A las tres horas te despiertas totalmente despejado y sin posibilidad de volver a retomar el sueño. Puede existir la necesidad de dormir siesta. Eso sí, se liquida con un sueño muy profundo de no más de cinco o diez minutos a lo sumo.

  1. Dormir sentado

Este fenómeno da la posibilidad de estar ese tiempo sentado en medio loto o loto completo en la cama porque tres horas se puede estar sin que resulte molesto. La experiencia es increíble. No es apta si duermes con alguien, obviamente.

  1. Caer dormido

Los tiempos que necesitabas tiempo para agarrar el sueño se fueron. Cuando te pones a dormir, en segundos estás profundamente dormido. Ya no das vueltas. Esto tiene un problema. Si da sueño conduciendo un vehículo, por ejemplo, debes detenerte inmediatamente. Es un efecto que recuerda la narcolepsia.

  1. Meditaciones de menos de ocho minutos

Los tiempos de meditaciones de una hora de reloj pasan a mejor vida. Ahora duran entre cuatro a ocho minutos, en los cuales, se entra en estados asimilables a la hipnosis profunda, y se llevan de forma automática dejándote llevar, puede ser consciente o inconsciente. El cuerpo queda totalmente inerte. Las experiencias son variadísimas. No hay dos sentadas iguales y ninguna decepciona. No hay sentadas normales, todas son especiales, pero ordinarias.

  1. Meditación sin apego

Este es un efecto extraño. Cada vez las experiencias son más placenteras y sin embargo, cada vez cuesta más ponerse. Es preciso poner una férrea disciplina para no dejar de meditar.

  1. No matas (el problema de los zancudos)

Sīla aparece de forma automática. No debes preocuparte de ello. Aparece. Y trasgredir se hace cada vez más difícil. De esta forma compruebas por ti mismo la falacia de los que dicen que antes de practicar es necesario guardar la ética. Es justo al revés. Trasgredir se convierte en lo mismo que comer mierda. Comer mierda no es opción. Es inconcebible. Trasgredir es igual. Solo puedes comer mierda si haces un esfuerzo decidido, y con mucho asco. Un caso es el de matar. Matar cualquier cosa, un animal o una planta. No lo haces porque no es opción hacerlo, pero tampoco te lías a limpiar con una escoba el sitio donde te sientas a lo jainista. Esto tiene un problema: los zancudos. Transmiten tres enfermedades muy graves e incluso mortales y más viviendo en la selva: dengue, chikunguya y zika. Los zancudos no atienden a razones y si no los matas y dejas que te piquen, acaban llamando a sus amigos y eso puede atentar contra tu vida. La única forma de poder matarlos (si intentas por las buenas aplastarlos, en el momento de dar el golpe, éste se hace tan flojo que el zancudo escapa siempre) es mediante decretos, lo que veremos más adelante.

  1. No robas

Es necesario dejar claro lo que se entiende por robar, que no es lo que indica el código penal. Agarrar algo que está abandonado no es posible y es necesario un decreto para hacerlo en caso de necesidad. Ya no te digo algo que es de alguien.

  1. No mientes

No eres capaz de echar una mentira piadosa. Asi que esto lo único que hace es traerte problemas, sobre todo, si tu personalidad es abierta y no te callas. Al final desemboca en largas explicaciones a la persona que ha tenido que oir una verdad que le resulta molesta, pero que es verdad, independientemente que moleste o no. Por ejemplo, es habitual abroncar a los amigos que sufren porque se les ha muerto su padre, porque sufrir no solo no sirve para nada, sino que resulta estúpido y molesto.

  1. No consumes alcohol

Ni alcohol, ni embriagantes. Para drogas ya tienes las endógenas. Respecto al alcohol generas algo así como una alergia psicológica. Si pruebas una bebida a la que sin querer han puesto alcohol, la escupes inmediatamente. Es exagerado, pero es asi. Café, Té o Guaraná si se usan.

  1. Casco de castigo

Al principio, cuando aún se trasgrede, la mente toma constancia de ello y activa una sensación muy desagradable de hormigueo intenso a través de toda la superficie craneal, semejante aun casco de hierro muy caliente y pesado.

  1. Desintegración del “yo”

En un estadio inicial se contempla la complejidad de los procesos que componen tanto la conciencia como la interface nama-rūpa. Son sindicatos de rutinas que surgen y cesan constantemente. Se comunican entre sí a base de mensajes, y corren en paralelo a una velocidad tremenda. Tienen funciones diferenciadas y ninguno es más que otro. De hecho solo podemos hablar propiamente de los sindicatos que son conceptos, por lo que su estabilidad sirve para tratarlos. Diferenciarlos sirve para poder determinar su comportamiento y actuar sobre él, de forma previa a la toma de decisiones o de disparar respuestas automáticas. Es necesario recordar aquí que la voluntad como libre albedrío no existe. Las decisiones se toman de forma subconsciente y se da la orden de ejecución a la interface nama-rūpa. Posteriormente, unos 200 ms más tarde, pasa al proceso “voz” que siendo de salida, parece que es quien toma las decisiones porque nunca se equivoca, entre otras cosas porque ya sabe previamente qué va a ser. Los procesos se coordinan en una especie de asamblea en la que es el consenso la forma normal de acuerdo. También existe la posibilidad de “arrestar” procesos, de forma que quedan anulados. Esto se puede hacer solo de forma consensuada y muy justificada y por tiempo limitado. Y siempre que no afecte a la estabilidad del sistema. De esta forma, al ver este panorama complejo, provoca que no puedas usar el término “yo”, sino “nosotros”, y así estás varias semanas hasta que consideras que el uso del “yo”, tomado como la asamblea de procesos en global, no es mentir.

  1. Decretos mente-mente

Esta es una de las facultades más potentes para desarrollar puesto que tiene límites escasos y pocas excepciones. Se puede dar una orden al sistema para que reaccione de una determinada manera al darse una circunstancia determinada. Pero tiene unos requerimientos muy claros, Se debe identificar qué subprocesos están implicados como causas y se debe determinar con la máxima precisión en qué circunstancia o momento deben hacer una acción. Ésta también debe ser definida perfectamente. Si todo se hace con la máxima precisión, la mente queda reprogramada y va a actuar de la forma deseada en las circunstancias definidas de forma automática, sin uso de atención de ninguna clase. Mente-mente se refiere a que el disparador es un proceso mental y debe actuar sobre otro proceso mental. Esto entra dentro del campo de la hipnosis clínica. Un ejemplo de estos decretos es disolver pesadillas. En los estados iniciales, aún se pueden dar pesadillas de la clase de soñar con que pierdes todas estas propiedades y vuelves a ser una persona corriente. Esto crea una gran angustia. Se pueden usar los decretos mente-mente programando el disparo justo cuando se dan las circunstancias de comienzo de la pesadilla y la acción será el disparo coordinado de dopamina-serotonina-anandamida. Es una opción muy radical pero cambias despertarte angustiad por despertarte inmensamente alegre y feliz. En cualquier caso, te despiertas.

  1. Sexo bajo control

Se identifica el proceso “sexo” como el conjunto de rutinas que se ejecutan en paralelo relacionadas con el sexo. Usando los decretos mente-mente, se puede tener el sexo bajo control de forma que se permita su funcionamiento bajo las circunstancias que se quieran para que no se desmadre, Incluso se puede “arrestar” dejándote en estado refractario hasta sacar a “sexo” de la “cárcel”. Es una buena manera de controlar cualquier clase de adicción al sexo.

  1. Decretos mente-verbo

Uno de los efectos más espectaculares de la aplicación de los decretos mente-verbo es la anulación de palabras del vocabulario habitual. Así, si se anula una determinada palabra, lo que es complejo si se dispara en múltiples circunstancias, decretando para cada ocasión, cuando se va a decir, simplemente te quedas mudo. Si la circunstancia no estaba bien definida, sucede que la palabra se escapa e instantáneamente se activa el casco de castigo, dando una sensación horrible. De esta forma, se puede examinar la circunstancia no programada y aprovechar para programarla. Así, en unas semanas, una palabra deja de usarse para siempre.

  1. Decretos cuerpo-mente

La naturaleza es similar a las anteriores, pero puede salvarte la vida. Esto consiste en determinar cómo disparador una circunstancia física del cuerpo y la respuesta es mental. Desarrollé una alergia al principio activo del chile, de forma que, en algunas circunstancias, la glotis se me obtura y no puedo respirar. Solo cabe esperar que se relaje para no morirme. Estando en vigilia es problemático, pero como el miedo y el apego a la vida están suprimidos, el relax es total y los episodios no van a mayores. El problema es cuando sucede en el sueño, a veces producido por el reflujo gástrico que excita a la glotis y ésta reacciona violentamente, de forma que me despierto alarmado sin poder respirar. La alarma misma hace que el episodio se prolongue peligrosamente. Para esto diseñé un decreto cuerpo-mente similar al de las pesadillas, de forma que en cuanto se detecta mínimamente un ataque ácido a la glotis inmediatamente se dispara el cóctel dopamina-serotonina-anandamida. Todo esto en el sueño profundo. El resultado es el previsto: me despierto alegre y feliz, pero respirando. Así, de esta forma, pude sortear la crisis que me duró dos meses.

  1. Orgasmos Sattva

Una de las propiedades más divertidas de la concentración son los orgasmos cósmicos u orgasmos sattva. Estos curiosamente sí que están documentados al contrario de todo lo que llevamos hasta ahora. El planteamiento del experimento es sencillo: llegar al orgasmo usando exclusivamente la concentración en las zonas erógenas, sin recurrir a nada más, ni ideaciones, ni tacto, y sin ser órganos productivos. El resultado es sencillamente espectacular: 20 orgasmos sattva en 24 horas. Estos orgasmos son de meseta y pueden durar hasta tres minutos. El límite real a estos orgasmos es el daño a la garganta.

  1. Orgasmos mentales

Se diferencian de los orgasmos sattva en que la concentración no es en el cuerpo sino puramente en la mente y pueden ser productivos.

  1. Disolución del miedo

En el ser humano el miedo siempre se remonta al miedo a la muerte. Y como eres consciente de cómo funciona el Samsara y lo estás viviendo constantemente la muerte el algo tan relativo que ni siquiera puede ser experimentado. Así el miedo desaparece. A pesar de estar rozándola con bastante asiduidad debido al problema de la glotis. Y con él toda su cohorte de crisis de ansiedad y de ataques de pánico.

  1. Perros

Nunca hasta este momento he podido soportar a los perros, Desarrollé un trauma de niño acerca de ellos y les he tenido un pánico irracional. Ver a lo lejos a un perro y cambiar de acera y pasar aterrorizado. A partir de aquí, aunque me ladren, aunque me muerdan, no pierdo la compostura lo más mínimo, y esto parece que les calma. Incluso he empezado a jugar con ellos y a pasármelo bien.

  1. Cucarachas

Las cucarachas que tenemos en la selva son realmente repugnantes. Son enormes, vuelan y no les importa hacer vida contigo. De siempre al ver un insecto de éstos, entraba en alerta, se me paraban todos los pelos y saltaba a matarlas de forma irracional. Ahora, no sólo no las mato, sino que si no molestan mucho las dejo en paz y si lo hacen las recojo amorosamente con una toalla y las deposito fuera de la casa.

  1. Acceso inicial a Vipassana

Es el acceso al conocimiento directo. No confundir en absoluto con la mamandurria de la “meditación vipassana” birmana para occidentales con menos entendimiento que dinero, reconvertida en “mindfulness” por otro listo. A partir de la Segunda Jhāna, entras en un estado muy especial de éxtasis donde permaneces semiinconsciente durante un tiempo no muy largo. En ese lapso de tiempo no hay nada, por lo que no hay nada de lo que pueda hablar o decir. Es al emerger de ese estado, cuando se comienza a recuperar la consciencia, comprendes a la perfección un aspecto de la realidad del que muchas veces no tenías ni noticias. Habitualmente al tratarse de la realidad como es, habitualmente se trata de Física estadística, teoría del conocimiento, u otras ramas de la ciencia en su límite conocido. Al haber sido comprendidas mediante conocimiento directo, son inexpresables a no ser que se relacione con conocimiento indirecto. Este ha sido mi trabajo desde de febrero de 2016, documentar científicamente lo comprendido en vipassana, para poder archivarlo e incluso divulgarlo. Una meditación de 6 minutos da para documentar durante todo un día completo.

  1. Entendimiento de los Suttas

Esto se alcanza también en la segunda jhāna. Así eres capaz de ver en cada sutta cuál es el mensaje que quiere trasmitir. Muchas veces las malas traducciones parecen dificultarlo, pero no. Detectas inmediatamente que palabras son disonantes en el texto, que lo hacen incomprensible. No solo detectas los suttas falsos, sino que, además, comienzas a discriminar qué autores saben realmente de lo que escriben o escriben por escribir sin comprender nada de lo que escriben. O traducen de oído.

  1. Reparación de Suttas

Estuve en un grupo de traductores de Pāli-español. Cuando el grupo acababa la cuarta fase de traducción del texto, le daba forma y significado en la quinta y última fase. Su trabajo se basa en las gramáticas tradicionales de los siglos XII al XIV, y a los diccionarios, y escogen las opciones de palabras más usuales respecto a aquellos, pero carecían de sentido y como mucho se contradecían con el resto de los suttas. Después de que mis compañeros presentaran el trabajo finalizado, directamente de una pasada iba rectificando aquellas cosas que no me casaban, arreglando palabras mal escogidas y giros inconsistentes. Al final, mi traducción tenía perfecto sentido, tenía significado y se relacionaba con el resto de los suttas. Al final, vi que no merecía la pena trabajar durante una semana para traducir “exactamente” un sutta corto si leyendo una traducción medio competente en un idioma occidental era suficiente para alcanzar a ver su significado y repararlo.

  1. Aparición de los Suttas

Esta característica es realmente irracional. Si necesitas un sutta específico por cualquier razón, para la práctica o para la documentación del conocimiento directo, simplemente aparecen. Por diversas vías, cualquier vía en la que tengas acceso a los suttas era el canal por donde te llega. Por el contrario, si quieres buscar un sutta específico donde trate de un tema, pero lo haces por curiosidad o por capricho, no hay modo de localizarlo. Un ejemplo fue un sutta que hablaba de que “piensa si quiere pensar”. Estuve meses detrás de él y ni modo. Sin embargo un día en la meditación surgió ese tema y el sutta apareció misteriosamente al momento. Irracional. Como dije.

  1. Maestro en suttas

Resulta extraño, pero es real. Cuando estudias los suttas, tratas incluso de memorizarlos, de guardar referencias de ellos… vamos, lo que se supone que se debe hacer cuando se estudia algo mediante conocimiento indirecto, no sabes nada: no los entiendes, solo los recitas y como mucho pones fe en las cosas que dicen. Eso condiciona que no tengas una visión ni una perspectiva global del Dhamma, por lo que navegar en las más de un millón ochocientas mil palabras de los Nikayas canónicos resulte proceloso. Por años que pasen siempre es así. Es como aprenderse una guía telefónica. Sin embargo, curiosamente, cuando los entiendes los conectas. Poco a poco vas tejiendo la estructura del Dhamma y colocando en ella los suttas uno a uno según van llegando. Y hacen falta bien poquitos. De esta forma, entendiendo bien poquito eres capaz de situar cada sutta que te llegue y puedes contestar acertadamente cualquier consulta sobre suttas que te hagan. Así, sin saber de suttas apareces como un gran erudito. Eso sí, si aparece uno falso que no encaja en la estructura (suelen estar en el Anguttara Nikaya) lo ves perfectamente.

  1. Resolución de problemas complejos

Este efecto ya lo había experimentado de forma intuitiva, nunca mejor empleado el término, durante mi paso por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales. Los exámenes eran auténticas joyas barrocas de dificultad inaudita. Cada pregunta era de generación espontánea. Nunca se había preguntado nada de similar naturaleza ni se volvería a hacer. Así no había forma de estudiar casos ni servían ejercicios hechos. Nos permitían en los exámenes toda clase de apoyo en forma de libros, calculadoras o lo que deseáramos. Daba igual, lo que preguntaban no se podía encontrar en ninguna parte. Al principio, nos esforzábamos en estudiar, en hacer ejercicios, en tratar de aprender la materia. O sea, todo aquello que llega el conocimiento indirecto. Pero no era posible así llegar a la solución. Es exactamente el mismo problema que con el Dhamma. La solución hay que verla. Directamente. Es muy parecido a un laberinto intrincadísimo, siempre divergente, donde a cada paso se abre una bifurcación doble o triple y nada da pistas sobre qué camino es más correcto, asi ad infinitum o hasta que te repitas en ninguna parte y debes volver al punto de partida. El ataque de fuerza bruta es impensable porque no sabemos la profundidad donde está la solución y solo hay un camino que llega a ella. La dificultad se asemeja a romper una clave larguísima de tres posibles caracteres. El conocimiento directo actúa en estos casos elevándote sobre el laberinto y visualizando dónde está la solución. Y la ves o no la ves. Si la ves, sabiendo donde está, es sencillísimo hacer el recorrido hacia la salida porque es convergente. Así, rehaces el camino hacia la solución eligiendo las bifurcaciones correctas y añadiendo por qué las eliges porque ya sabes para qué las eliges. En Navales se aprobaba así. Sin libros. Se leía muy cuidadosamente el enunciado varias veces hasta encontrar en él la pregunta correcta. Después todo era cerrar los ojos, echarse para atrás e intentar no pensar en nada. Y así salía o no salía. Si salía la pregunta se llevaba un 10, si no, se entregaba la hoja en blanco. La diferencia respecto a ahora es que funciona si o si y además en poquísimo tiempo. El mecanismo es el mismo: haces la pregunta exacta y entras en jhāna. Al emerger a los pocos minutos, si la pregunta era la adecuada, aparece la comprensión total de la solución, si no lo era, tienes una nueva pregunta más amplia con una solución que engloba a la inicialmente decretada. Y si era demasiado mala, la solución es a otro tema mucho más interesante. Es por esto que considero esta propiedad muy adecuada para uso en ingenierías.

  1. Finanzas

El conocimiento directo no está restringido a ningún campo específico. Por ejemplo, en términos prácticos, desvela formas de multiplicar el dinero en Bolsa. Un ejemplo práctico es éste, con el que puedes lograr rentabilidades anuales entre el 45%-110% en acciones o el 30% en oro. El mecanismo es el siguiente: se entra cuando en las noticias se hable de que la bolsa esté en mínimos anuales, de forma que con nuestro dinero nos den un máximo de acciones. Como en un año existe también un máximo anual, se vende cuando esté en máximos anuales., así con nuestras acciones nos dan un máximo de dinero. Aunque suba más, se deja el “último duro” a quien venga detrás. Así, entrando una vez y saliendo otra, se puede obtener el diferencial anual de un valor o derivado, que son las rentabilidades señaladas arriba. Eso sí, no se puede comprar ni vender en ningún otro momento. Esta estrategia es sencilla pero solo funciona si se acata estrictamente.

  1. Cocina

Otra aplicación muy práctica del conocimiento directo es visualizar la matriz tridimensional de platos. Aunque no sepas cocinar y no tengas ni la más remota idea de ello, en cuanto veas un espacio donde cada punto es un plato único, definido por tres coordenadas: la textura, desde aérea (soufflé, algodón de azúcar) hasta sólida compacta (caramelo sólido), el sabor (da igual el origen, cualquier cosa que de sabor se puede utilizar y mezclar entre ellos) y los potenciadores de sabor (chiles, especias, sal) puedes encontrarte ante más de 250 millones de platos diferentes, y podrás empezar a hacer relaciones espaciales entre ellos. Después consiste en aprender unas  técnicas básicas de transformación de texturas y algo de uso de los potenciadores, y sobre todo, visualizar las reglas de combinación. Simplemente con evitar lo incompatible, que es muy poco, pueden obtenerse platos únicos e irrepetibles. Eso sí, al principio con una presentación fea, pero es algo que se puede solucionar con el tiempo…

  1. Nuevas formas de expresión plástica

De igual forma, cualquier clase de combinatoria puedes relacionarla espacialmente. Un ejemplo de esto son las artes plásticas, que, en esencia funcionan combinatoriamente como la misma cocina. En la pintura también se tiene una matriz tridimensional: texturas, colores y motivos. Un mal cuadro se puede salvar por una genialidad en alguna de las tres dimensiones. Al situar el cuadro espacialmente respecto al resto de todas las obras que puedes conocer, ves las distancias entre unas y otras y las relaciones de estilo entre todas. Esto lo haces en tiempo real, de forma que puedes descartar instantáneamente toda obra vulgar y pararte delante de alguna maravilla, sin necesidad previa de análisis. Posteriormente, como es habitual, puedes elaborar toda una crítica que le sirva al autor o a su marchante sobre la obra y, sobre todo, el camino creativo que puede abrir. En un caso especial, anteponiendo un mosquitero semitransparente con formas a un lienzo con colores, se obtienen múltiples visualizaciones en dependencia de la distancia entre mosquitero y lienzo y el ángulo de visión del observador.

  1. Danza mágica

Se refiere a la habilidad de danzar tanto con el cuerpo como sobre todo con las manos de forma totalmente autónoma, no dirigida, no voluntaria, siguiendo a la música. Se caracteriza por la increíble propiedad de que los movimientos no se repiten y que son muy armoniosos e involuntarios. Ver como las manos evolucionan libremente se convierte en sí mismo en un espectáculo en el que el primer sorprendido eres tú mismo. Sientes al principio una cierta angustia pensando en que al final, se va a repetir una secuencia. Pero no, no se repite, y luego ves que la variedad de movimientos es muchísimo mayor de lo que en principio parecería razonable. Supongo que también debe estar relacionado con la mayor activación del hemisferio derecho de cerebro.

  1. La Sabiduría, el maestro introspectivo.

Una vez llegados a este punto ya no necesitarás hay más técnicas de meditación ni conocimiento de ninguna clase. Lo mejor es que olvides lo que sabes, si es aún mantienes que sabes algo. A partir de este momento, será la meditación tu Maestro.  Sólo déjate llevar y sigue las instrucciones. La Sabiduría es el Maestro de los que NO tienen maestro. Simplemente lo sabe todo. Todo de ti. Todo del Dhamma. Todo de ciencias, todo de música, todo de finanzas, todo de política, todo de arte, todo… Y no solo sabe, sino que te va guiando al límite de tu esfuerzo por la Sabidu