top of page

Las Instrucciones de la Práctica Aplicadas en la Respiración


Copyright © 2023 Tomás Morales y Duran. Todos los Derechos Reservados


El Buddha nos cuenta que existe un camino que conduce directamente a la meta, a la purificación de los seres, a superar el dolor y el lamento, a poner fin al sufrimiento y la melancolía, a encontrar el método correcto y a la realización de Nibbāna, es decir, las cuatro instrucciones de la práctica. Y que se pueden implementar en la respiración.



Esto he oído. En cierto momento, el Buddha se encontraba cerca de Vesāli, en el bosque de Ambapālī. Allí, el Buddha se dirigió a los bhikkhus:

—¡Bhikkhus!

—Venerable señor —respondieron.

El Buddha dijo esto:

—Bhikkhus, hay un camino que conduce directamente a la meta, a la purificación de los seres, a superar el dolor y el lamento, a poner fin al sufrimiento y la melancolía, a encontrar el método correcto y a la realización de Nibbāna, es decir, las cuatro instrucciones de la práctica.

—¿Qué cuatro?

—Aquí, bhikkhus, un bhikkhu entrena con ahínco aplicando las instrucciones de la práctica del cuerpo en el cuerpo, apagando el fuego en la mente siendo consciente de las tendencias subyacentes y suprimiendo, mediante la Disciplina, el ansia que lleva a la conciencia al sometimiento.

Entrena con ahínco aplicando las instrucciones de la práctica de las emociones en las emociones, apagando el fuego en la mente siendo consciente de las tendencias subyacentes y suprimiendo, mediante la Disciplina, el ansia que lleva a la conciencia al sometimiento.

Entrena con ahínco aplicando las instrucciones de la práctica de la mente en la mente, apagando el fuego en la mente siendo consciente de las tendencias subyacentes y suprimiendo, mediante la Disciplina, el ansia que lleva a la conciencia al sometimiento.

Entrena con ahínco aplicando las instrucciones de la práctica de los fenómenos, en el sentido de los factores de aferramiento a la existencia, en los fenómenos, apagando el fuego en la mente siendo consciente de las tendencias subyacentes y suprimiendo, mediante la Disciplina, el ansia que lleva a la conciencia al sometimiento.

Las cuatro instrucciones de la práctica es el camino que conduce directamente a la meta, a la purificación de los seres, a superar el dolor y el lamento, a poner fin al sufrimiento y la melancolía, a encontrar el método correcto y a la realización de Nibbāna.

Eso es lo que dijo el Buddha. Satisfechos, los bhikkhus se alegraron con lo que dijo el Buddha.



En Sāvatthī.

—Bhikkhus, cuando una cosa se desarrolla y se cultiva es muy fructífera y beneficiosa.

—¿Qué cosa?

—Las instrucciones de la práctica en la respiración.

—¿Y cómo se desarrollan y se cultivan las instrucciones de la práctica en la respiración para que sean muy fructíferas y beneficiosas?

—Es cuando un bhikkhu se va a la jungla, a la raíz de un árbol o a una choza vacía. Se sienta con las piernas cruzadas y el cuerpo erguido y trae el recuerdo de las instrucciones ante él.

Conscientemente inhala. Conscientemente exhala.

Cuando inhala profundamente, percibe: «Estoy inhalando profundamente». Cuando exhala profundamente, percibe: «Estoy exhalando profundamente». Cuando inhala ligeramente, percibe: «Estoy inhalando ligeramente». Cuando exhala ligeramente, percibe: «Estoy exhalando ligeramente».

Practica así: «Inspiraré apreciando la situación condicional del cuerpo». Practica así: «Expiraré apreciando la situación condicional del cuerpo». Practica así: «Inspiraré tranquilizando la situación condicional del cuerpo». Practica así: «Expiraré tranquilizando la situación condicional del cuerpo».

Practica así: «Inspiraré experimentando el placer». Practica así: «Expiraré experimentando el placer». Practica así: «Inspiraré experimentando la felicidad». Practica así: «Expiraré experimentando la felicidad».

Practica así: «Inspiraré apreciando la situación condicional de la mente». Practica así: «Expiraré apreciando la situación condicional de la mente». Practica así: «Inspiraré tranquilizando la situación condicional de la mente». Practica así: «Expiraré tranquilizando la situación condicional de la mente».

Practica así: «Inspiraré experimentando la mente». Practica así: «Expiraré experimentando la mente». Practica así: «Inspiraré alegrando la mente». Practica así: «Expiraré alegrando la mente». Practica así: «Inspiraré sumergiendo la conciencia en contemplación». Practica así: «Expiraré sumergiendo la conciencia en contemplación». Practica así: «Inspiraré liberando la mente». Practica así: «Expiraré liberando la mente». Practica así: «Inspiraré observando el surgir y el cesar». Practica así: «Expiraré observando el surgir y el cesar».

Practica así: «Inspiraré desvaneciendo la observación». Practica así: «Expiraré desvaneciendo la observación». Practica así: «Inspiraré cesando la observación». Practica así: «Expiraré cesando la observación». Practica así: «Inspiraré dejando ir la observación». Practica así: «Expiraré dejando ir la observación».

Las instrucciones de la práctica en la respiración, cuando se desarrollan y se cultivan de esta manera, son muy fructíferas y beneficiosas.

72 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Verdad

Impasible

Comments


bottom of page